Entrevista con Inma Bermúdez y Moritz Krefter

Inma Bermúdez: “En nuestros proyectos, la mayor inspiración es ponerse en la piel del usuario”

Es martes a mediodía, y el equipo de Sympathy Collaboration hemos quedado para entrevistar a uno de los estudios con más reconocimiento internacional, Studio Inma Bermúdez.

Inma Bermúdez es la única española que trabaja para IKEA, su lámpara FollowMe se vende en el MoMa y está involucrada en un gran número de proyectos con una calidad inigualable en diseño y funcionalidad. Moritz Krefter, arquitecto, es la otra mitad del estudio.

A la cita acuden con puntualidad a un espacio muy representativo de la mejor cultura gastronómica valenciana, el Restaurante Ricard Camarena. A la llegada nos atiende Luis González, su responsable de prensa, ya que Ricard está en el extranjero esta semana. El espacio destaca por su estilo y sobriedad, el lugar perfecto para esta entrevista.

 

Sympathy Collaboration: Habladnos un poco de vosotros para el que todavía no os conozca
Studio Inma Bermúdez: (Inma) Somos Inma Bermúdez y Moritz Krefter y trabajamos en el estudio que lleva mi nombre (studio inma bermúdez), el cual desarrolla producto para diferentes empresas a nivel nacional e internacional, empresas importantes como IKEA o Marset, empresas valencianas como Lladró. Estamos muy contentos porque trabajamos en lo que nos apasiona.

SC: ¿Cuál es vuestro proceso de trabajo?
Studio Inma Bermúdez: (Moritz) Como en la mayoría de proyectos a los que nos enfrentamos en el estudio, nos hemos centrado en la parte funcional. Nos propusimos darle más visibilidad al ciclista, y para ello decidimos que nuestra aplicación gráfica debía ser reflectante.

En cuanto a la parte gráfica nos inspiramos en el camuflaje disruptivo, también conocido como Razzle Dazzle. Este era un método de camuflaje utilizado en barcos durante la Primera Guerra Mundial que consistía en un sistema complejo de formas geométricas, en colores contrastantes, interrumpidas y entrecruzadas entre sí. El objetivo con este tipo de camuflaje no era la ocultación sino engañar al enemigo.

 

Inma Bermúdez y Mortiz Krefter en el restaurante Ricard Camarena (Fotografía: Generando Imagen)

 

SC: ¿Es la primera vez que probáis este tipo de proceso creativo y de trabajo y qué problemas os ha dado?
Studio Inma Bermúdez: (Inma) En este caso el proceso de desarrollo ha sido parecido a lo que solemos hacer en el estudio. Primero nos sentamos, vemos cómo podemos enfocar el proyecto y una vez tenemos la idea, lo pasamos a ordenador. En este caso hemos hecho una representación digital de cómo podía quedar la idea y luego Moritz, que es muy bueno en el taller, ha sido el responsable de realizar la aplicación gráfica final.

(Moritz) Al final, esto que se ve así, (señala el casco) parece muy sencillo, pero para llegar hasta aquí, he hecho 8 o 9 pruebas con materiales diferentes, pinturas, diferentes tipos de reflectantes, y todas aplicadas encima de un “cubo de fregona” negro que era lo más parecido a la superficie curva del casco, ya que solo teníamos un casco para realizar el proyecto.

SC: ¿Que hacéis para inspiraros en vuestro trabajo?
Studio Inma Bermúdez: (Mortiz) muy fácil, vivir (se ríen)

(Inma) En la mayoría de nuestros proyectos, la funcionalidad es la parte más importante, por lo tanto, nuestra mayor inspiración es el propio uso del objeto, ponerse en la piel del usuario, resolver de la mejor manera la función para la que va a ser creado ese producto, teniendo muy en cuenta la optimización en los procesos de producción y transporte y el uso de materias primas.

 

Puedes pujar por el casco de Studio Inma Bermúdez aquí: http://sympathycollaboration.com/ultimate-auction/casco-closca-by-studio-inma-bermudez/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *